Pueblos Blancos

 
Zahara

Artesanía

La artesanía local lleva varios años en desarrollo, con el objetivo de alcanzar una rentabilidad aceptable y al mismo nivel que los municipios colindantes. Un buen exponente de la artesanía local es la cestería, elaborada a partir de ramas de olivo, caña y esparto. También destacan la marroquinería, que ocupa a buena parte de la población más joven, y los trabajos en cerámica o la azulejería vidriada, que actualmente es un sector incipiente. Las labores con mantones, ganchillo y colchas también son dignas de mención, algunas de ellas expuestas en los balcones de las viviendas durante la celebración del Corpus.

Villaluenga

Artesanía

Debido a la gran cantidad de alcornoques que posee el municipio, Villaluenga posee una gran producción de artículos hechos a partir de corcho. Asimismo, de la ganadería ovina se obtienen lanas de calidad con las que se elaboran productos hechos a mano.

Arcos de la Frontera

Productos artesanales

Arcos de la Frontera también posee una variedad de productos artesanales fabricados en la localidad. Encontramos la elaboración de telares, tapices y alfombras; de productos relacionados con la equitación, como sillas de montar y trajes de montar.

Prado del Rey

Artesanía

La elaboración de productos marroquineros constituye, actualmente, la primera actividad económica de la localidad. En la década de los sesenta comenzarían a establecerse los primeros talleres y sería entonces cuando en Ubrique, la otra principal localidad productora de artículos en cuero, pondría la mira en la mano de obra pradense. Una década más tarde, los artesanos marroquineros comenzarían a asociarse para crear sus propias fábricas en Prado del Rey. Actualmente se cuenta con sesenta empresas en el municipio que trabajan con pieles, principalmente de oveja, cabra y vaca.

El Bosque

Artesanía

En El Bosque la industria carpintera y la marroquinera es típica. La fabricación de muebles artesanos ha sido un oficio que ha ido transmitiéndose a través de las generaciones, y que en los últimos años se ha impulsado en la localidad.

Torre Alháquime

Artesanía

En Torre de Alháquime se realizan diversos productos de manera tradicional, trabajando artesanalmente con materiales como el esparto, el mimbre, la madera o la cerámica. Las labores de punto de cruz y de ganchillo también siguen practicándose en la localidad.

Villamartín

Artesanía

La histórica relación de la villa con la ganadería o la agricultura han derivado en la generación de un potente sector ligado al trabajo de productos en cuero de gran calidad. La guarnicionería villamartinense ha conseguido convertirse en un reclamo a nivel mundial, con artículos como monturas o botas. La cerámica también ha conseguido hacerse un hueco entre el patrimonio artístico local, con trabajos de exquisita realización que van desde los dispuestos en numerosas fachadas del municipio hasta la exportación de murales de porcelana.

Arcos de la Frontera

Cerámica Artesanal

En cuanto a la cerámica artesanal, se fabrican productos de diversos estilos. El hierro forjado también se trabaja en Arcos, siendo uno de los elementos más típicos de la arquitectura andaluza. Destaca finalmente el trabajo con el esparto y la palma, con el que se elaboran productos como esteras, redores, cestas y objetos decorativos.